Sobre mi

¡Hola! Soy Alejandra, la creadora y alma de ONIX, la marca de prendas deportivas y accesorios de calidad para acompañar a todos los atletas que les guste superar sus límites.
Nuestros productos se distinguen por sus colores característicos y un estampado propio hecho al 100% por nosotros, lo que le da un toque de exclusividad, me gusta decir que tienen unos “diseños rompedores”.
Permíteme contarte cómo me inicié en este mundo: Desde pequeña tenía claro que mi sueño era convertirme en diseñadora y poder ver a la gente llevando mis diseños. Mis estudios de grado en Diseño de Moda los culminé en el 2014 y luego empecé en la alta costura y novia, pero pronto me di cuenta que la moda infantil era lo que realmente me gustaba, hasta que conocí el CrossFit.
En mi primera clase de CrossFit no podía ni con la barra, pero poco a poco se convirtió en mi pasión cuando vi una progresión tanto física como funcional. Pronto este deporte se convirtió en mi pasión y con ello la ropa que llevaba para realizarlo. En Marzo ¿del 2020? cogí un covid que me hizo estar 4 meses con la enfermedad para acabar ingresada en el hospital de León. En ese entonces me di cuenta que realmente no era feliz, que después de vivir en Madrid y estar casi 10 años dedicándome a la moda infantil, necesitaba un cambio.


¿cómo nació ONIX?


ONIX To The Limit nace de una simple pregunta: ¿y por qué no?.
Cuando me estaba planteando hacer un cambio de vida, descubrí la respuesta a lo que buscaba durante un día en la habitación del hospital. Mi madre, pilar fundamental en este proyecto, me propuso la idea de hacer ropa de deporte, y poder trabajar así en algo que me daría la oportunidad de abarcar mis dos pasiones: el CrossFit y la moda.
Dudé del éxito del proyecto, pero fue entonces cuando ella hizo la famosa pregunta que hizo que diera el paso: ¿y porqué no?. Y así fue, como pensé que no tenía por qué ir mal y me lancé en esta nueva aventura.

¿Por qué ONIX?


El nombre de la marca lo decidimos en ese mismo momento, buscando nombres de piedras preciosas fuertes y duras, tal como me sentía en ese momento, fuerte después de haber pasado por una mala época y haber salido no sólo bien, sino con un nuevo proyecto por realizar.
Después de varias piedras, vimos el ónix negro, un mineral que entre sus muchas propiedades es una representación de esos momentos vitales en los que cerramos e iniciamos historias en distintos ámbitos de la vida.
Quienes compartían estas ideas, entendían que al llevar un trozo de ónix consigo podrían liberarse de sus temores, dejar atrás los traumas, y alcanzar cada una de sus metas. Y esto me pareció que se identificaba perfectamente con la marca que quería llevar a cabo y los valores que quería transmitir de esta manera nació “ONIX To The Limit”, la marca de ropa deportiva de personas que son divertidas, rompedoras y les gusta vestir diferente, como yo.”